sábado, 27 de agosto de 2016

Cabo Home



Ya hace tiempo que teníamos ganas de visitar la zona de Costa da Vela y sus preciosos faros de Cabo Home y Punta Robaleira pero nos costaba decidir que noche escoger para nuestra visita temiendo que las brumas típicas de Galicia y la contaminación lumínica de la ciudad de Vigo se aliaran en nuestra contra.

Para el viernes 5 de agosto teníamos previsto salir y nos pusimos a planear las mejores opciones con una semana de antelación.

Tendríamos la luna brillando al 7% y además se pondría a las 11 de la noche y el centro de la vía láctea estaría visible desde las 12 hasta las 3 de la madrugada. Esto nos podría dar una buena noche de vía láctea pero en la costa gallega y sobre todo en verano hay que tener en cuenta más factores para asegurar el éxito. Nos faltaba la previsión meteorológica.

Para la previsión siempre tenemos en cuenta la nubosidad alta, media y baja, el viento en fuerza y dirección, la humedad y la temperatura. La previsión se mantuvo inestable durante varios días. Estaba previsto que entrara un frente pero no se sabía si entraría el jueves o el viernes y tras este frente tendríamos todo despejado. A dos días vimos que el frente entraba el jueves y dejaría lluvias, el viernes tendríamos fuertes vientos durante toda la tarde pero amainarían para dejarnos una noche muy tranquila.
Esta era la previsión soñada, era ideal. Las lluvias y el viento nos limpiarían la atmósfera y tendríamos para la noche del viernes una visibilidad estupenda y una sensación térmica muy agradable. ¿Qué más podíamos pedir?

Fue entonces cuando confirmamos que la localización elegida sería por fin Costa da Vela.
En esta visita nos acompañaban Raquel, Alchemist y Carlos. Raquel y Alchemist partieron por la mañana para pasar allí todo el día pues la zona bien lo merecía y nosotros iríamos por la tarde con Carlos tras salir de trabajar.

A media tarde Alchemist contactó con nosotros para decirnos que las cosas pintaban muy mal por allí. El viento soplaba demasiado fuerte para poder hacer algo de provecho y podría ser mejor anular la salida. Miramos la previsión de nuevo y vimos que estaban teniendo vientos de hasta 14 nudos pero a las 8 de la tarde llegaría la calma.

A las 8 llegamos y el viento que les había dado la tarde ya casi se había ido por completo para dejarnos un atardecer y una noche perfectos.

Empezamos dando un paseo rápido para reconocer la zona y volvimos al coche a por el equipo para fotografiar la puesta de sol pero el tiempo se nos echó encima y tuvimos que encuadrar y componer rápido y mal. No nos dio tiempo de llegar a donde queríamos, nos tuvimos que quedar más lejos del mar de lo que nos gustaría y esto nos obligaba a dejar una proporción de cielo demasiado grande para lo poco interesante que estaba debido a la falta de nubes.

Aun así nos dio tiempo a grabar este corto vídeo:


"Cabo Home sunset"
14mm, f11, ISO 100, 20 segundos y 8300k


Tras esta puesta de sol llegaría la puesta de luna a las 11 de la noche. No sería una puesta de luna muy espectacular debido a que solo brillaba al 7% pero intentamos sacar algo de provecho gracias a la luz residual que quedaba del atardecer coincidiendo cerca de donde se ponía la luna. Así parecería que esa luz venía de la luna.

Para esta foto bajamos a Punta Robaleira para fotografiar la puesta de luna ante su famoso faro rojo. Fue entonces cuando guardamos los filtros y sacamos las luces.

Esa noche tocaba estreno. En la entrada anterior os hablábamos sobre la iluminación con focos led en fotografía nocturna en Pedra Cabalgada con unos focos de baja calidad pero que nos gustaron mucho. Pues para esta noche estrenábamos unos focos de gran calidad, los Yongnuo YN300II de www.proflash.es

 
Estos focos tienen una gran calidad de construcción y muchos detalles. Cuentan con 4 viseras que nos ayudan a dirigir mejor la luz, el control de potencia tiene una gran precisión y podemos apagarlos sin perder la potencia que teníamos seleccionada. Llevan la mitad de leds en blanco frío y la mitad en blanco cálido pudiendo mezclarlos en las proporciones que queramos para hacer una temperatura de color personalizada y sin dominantes de color. Además vienen con un filtro rojo y un filtro azul para conseguir temperaturas de color extremas y sacar cielos muy azules o muy rojos. Para poner el broche final traen un mando a distancia por infrarojos que nos permite regular la luz y apagar y encender a distancia.

Para esta foto utilizamos un solo foco montado en un trípode dando luz de forma lateral desde la derecha para simular la luz de la luna. Utilizamos los leds fríos para seleccionar en cámara un balance de blancos cálido que nos resaltara el color de la puesta de luna a la derecha del faro de Punta Robaleira con las Islas Cíes al fondo:


 "Small moon in Robaleira"
13mm, f2.8, ISO 800, 30 segundos y 5000k



Después de la puesta de luna ya podíamos empezar a buscar encuadres para la vía láctea que estaba subiendo llegando a mostrarnos en todo su esplendor el centro de nuestra galaxia.

Para ello tendríamos que trabajar a ISOs altas y eso haría que se nos quemaran mucho las luces que teníamos muy cerca como las de las Islas Cíes que veis al fondo en la foto anterior y sobre todo las de la ciudad de Vigo que estaba justo a la izquierda fuera del encuadre.

Nos pusimos a hacer pruebas y los resultados no eran los ideales. Si subíamos la ISO más de 1600 las luces se quemaban muchísimo y perdíamos mucho contraste en el cielo haciendo que la vía láctea resaltara menos a ISO 3200 (que sería lo ideal) que a ISO 1600. Esto se puede solucionar con la edición con programas informáticos consiguiendo esas vías lácteas tan llamativas y contrastadas que vemos por todas partes pero no es nuestro estilo, como sabéis, siempre trabajamos sin edición y esta noche no sería una excepción. 

Siempre decimos que la vía láctea es ya muy bonita al natural, no necesita pintarse con pinceles y mucho menos reventarse de contraste como vemos tantas veces.

A Alchemist se le ocurrió una gran solución, tapar la ciudad de Vigo encuadrando a ras de suelo tras unas rocas. Estaríamos un poco limitados para componer porque la cámara estaba justo al borde del acantilado y seguíamos sin poder subir de ISO 1600 porque el cielo seguía perdiendo contraste pero las luces estaban totalmente ocultas y las fotografías de paisaje lucen mucho más bonitas cuando no hay señales de civilización.
Para esta foto utilizamos dos unidades de Yongnuo YN300II iluminando esta vez con sus leds cálidos para conseguir luz blanca con un balance de blancos frío y así tener un tono azulado en el cielo. Un foco desde la izquierda para iluminar la roca del primer plano y el acantilado y otro escondido detrás de la roca para iluminar el faro con la misma dirección  e intensidad de luz:

"Galactic look"
14mm, f2.8, ISO 1600, 30 segundos y 3200k


El centro galáctico se desplazada hacia la derecha y eso nos invitaba a cambiar un poco este encuadre componiendo con los tres elementos más separados, roca, faro y vía láctea:

"About three"
11mm, f2.8, ISO 1600, 30 segundos y 3200k


Cuando estamos realizando esta foto vimos llegar unas luces que resultaron ser un grupo de Santiago que venían también a hacer fotografía nocturna. Entonces les dijimos que hacíamos una última foto rápida y les dejábamos el sitio para ir nosotros al faro de Cabo Home.



La última de este faro es el encuadre fácil justo delante del faro y compusimos con los relieves del suelo metiendo una línea que se intuye por la esquina inferior izquierda conduciendo la mirada a la puerta del faro y la vía láctea como si fuera el humo que sale por la imaginaria chimenea del faro. Iluminamos con un foco desde la izquierda con leds cálidos:



"Where stars are born"
11mm, f2.8, ISO 1600, 30 segundos y 3200k

Tras esta foto dejamos trabajar al grupo de Santiago y nos dirigimos al faro de Cabo Home. Nos dimos cuenta de lo pequeño que es el mundo cuando nos vimos  bajo la vía láctea y también cuando, de camino a este faro, nos cruzamos con Iván Sánchez (Fusky) que nos dijo que estaba de vacaciones por aquí y aprovechó para hacer una salida con alumnos suyos de la zona. Desde aquí le mandamos un saludo.

Llegados al faro de Cabo Home nos dimos cuenta de que el encuadre que traíamos en la cabeza no iba a poder hacerse esa noche porque nos resultaba imposible hacer la iluminación que queríamos por la estrechez y desnivel del terreno. Tendremos que volver otra noche con luna para que nos eche un cable.

Entonces nos pusimos a buscar alternativas y la mejor opción que encontramos fue desde la base del faro en contrapicado con la vía láctea trazando una diagonal. Al encuadrar en contrapicado y tener la contaminación tapada y más lejos pudimos tirar un poco más de ISO, cosa que nos vino muy bien porque esta vez no teníamos en el encuadre en centro galáctico.
Para la iluminación utilizamos un foco en modo cálido en movimiento desde la derecha:

"Sea of stars"
11mm, f2.8, ISO 2000, 30 segundos y 3200k



Nos gustaría acompañar esta entrada de algún video para mostraros como trabajamos con estos focos pero debido a la cantidad de gente que estábamos por allí intentamos molestarnos lo menos posible. Para la próxima salida de paisaje grabaremos un buen making of.

Gracias por pasaros y nos vemos cuando el sol se ponga.